This old house

Image result for snowed old abanodoned houses

Cubriéndose de la nieve, mira como la cadena aún cierra el portón de la primera casa que habitó. El tiempo y los elementos han hecho mella en ella y ahora luce desvencijada en la parte alta de la calle Roma. Tuvo su momento de grandeza, vio niños crecer y marcharse. Miró impertérrita la vida y la muerte, lágrimas y risas: y llegó al ocaso de su vida igual que él, sola, olvidada, llena de fantasmas. Pone su mano sobre la pared y un trozo de muro cae al suelo. Ya no falta mucho.

 

******

 

#Reto5Líneas Diciembre 2018 (Cadena, primera y casa) La imagen no es de mi propiedad.

Advertisements

Al que a feo ama…

Image result for two flowers

El hombre era feo y lo sabía. Desde chico su madre se lo hizo notar y le dijo el famoso cliché. “La suerte de la fea…”. Cuando conoció a Sartresia se enamoró de su belleza. Unieron sus vidas, se amaron sin sospechar que en el pueblo los llamaban “los feos”.

 

#50Palabras

Melquiades

Me llamo Melquiades, pa’ servir a Dios y a su merced. No, no es necesario que llame a la “polecia” no le quito tiempo, solo quería pedirle un trozo de pan, de ese que su niño tiró a la basura. No se asuste “señito”, la herida se mira fea, pero no duele, el flaco, mi perro, tiene buena saliva y me limpia cuando llego a casa. No llore por mí, estoy bien, solo la molesto con el pan. Dios le dé más y siempre los guarde, a mi nieto y a usted.

 

#Reto5Líneas (llamo, necesario, trozo) Noviembre 2018

Contigo

Image result for walking beauty

Contigo, el síntoma no tiene referencia. Comienza el mareo y la falta de aliento, la vista se nubla y se pierde la razón. El habla tartamudea y empiezan a sudar las manos. El aire se llena de tu perfume e inunda los pulmones. El silencio se quiebra con el sonido de tus tacones que retumba en mis oídos. Estoy perdido y lo sé. Todos los días a las siete, pasas a mi lado y me trastornas. Lástima que tu mirada altiva, jamás me mira pidiéndote una limosna de amor.

 

#Reto5Líneas Octubre (Contigo, síntoma y referencia)

Los girasoles

Image result for girasoles

El cuerpo del soldado yace sobre el campo florido. El rojo de su sangre baña la tierra. A su alrededor el fragor de la batalla no disminuye. Lleva su mano a la herida en fútil intento de contener la hemorragia. Levanta la vista al cielo, rogándole a un dios que no le escucha, un dios que lo abandonó en medio de líneas enemigas, que termine con su vida, que no permita que sea capturado. Un golpe sordo lo saca de su ensimismamiento. El cuerpo de un compañero cae sobre sus piernas, su cara una masa amorfa que lo mira sin ver. El grito de terror muere en su garganta. A pesar del calor, siente frío en sus extremidades. Retira la mano de su herida e intenta mover al soldado.

El sonido de las balas y las bombas enemigas sigue inundando el ambiente, pero él ya no escucha, ha aceptado su suerte y sabe que ese día morirá. Su cuerpo descansará en ese campo que sus manos trabajaron solo unos meses antes. Arranca una flor y la pone sobre el cadáver.

Se incorpora un poco y la imagen lo horroriza. La sangre y la muerte cubren el campo de girasoles, que solo unas horas antes, lucían orgullosos su mejor sonrisa bajo el sol.

**********************

Con este texto, regreso a participar en #Literautas, después de una ausencia debida a motivos personales y familiares que me impedían concentrarme en escribir una historia. “Paso a paso” reza el adagio y espero este micro sea el camino para volver.

Agradezco su visita.

José.

T O C

Anastasia recorrió el camino mientras contaba con los dedos los pasos que le faltaban por caminar. El hecho innegable era que se quedaría corta, le faltarían más de cincuenta y quedaría a merced del primero que pasara. Los números del móvil la aterran y solo ruega que sea su hermano o su padre el que salga a su encuentro. La noche anterior durmió en medio de la acera, cuidando de no tocar líneas. Le queda claro que el medicamento no está funcionando.

Continue reading

Cacofonía

Image result for shaddy character

 

Despacio, lento, jala aire. El sonido del palpitar de su corazón retumba en sus oídos y le impide escucharla. Se lleva las manos al rostro, tratando de calmarse. Frente a él, la mujer sigue hablando, levanta los brazos y manotea como dando énfasis a su diatriba.

Pom pom, pom pom, pom… pom.

El corazón ralentiza su palpitar y poco a poco las palabras llegan a su cerebro.

—… espero tenga seguro, ¿qué no me vio? Seguro venia mandando texto…

El sonido de su voz disminuye, pero esta vez es voluntario. Siempre ha tenido la habilidad de cerrar su mente. Su cuerpo no es consciente de lo que su mente ordena, se lleva la mano derecha a la espalda y ante la horrorizada mirada de la dama, saca el arma y le dispara en el pecho. El eco del disparo llena el silencio y desaparece, al igual que el zumbido en sus oídos. Sin volver la vista atrás, guarda el arma y se aleja caminando. Los episodios son cada vez más frecuentes. Se pierde entre las sombras mientras a lo lejos se escucha el ulular de la sirena de la policía.

 

Continue reading