La carrera

La mirada intensa. Su camisa absorbe el sudor, ganar es su único compromiso. El oficial levanta la mano y dispara. La carrera ha comenzado. Trote lento, ajustando su respiración. Un grupo se separa y él empieza a acelerar. A su espalda escucha el ruido de las balas que abaten a los más rezagados. Es una prueba a muerte donde solo hay un lugar, el primero. La humedad oscurece su atuendo y aprieta el paso. Atrás, los disparos se hacen más tenues y frecuentes.

*******

Continue reading

Resiliente

 

Mientras tales cosas sucedían en la tierra por ley del destino, el infausto karma elaboraba su venganza. Los vientos del norte traían las lluvias y, mientras el árido desierto mostraba cauteloso sus incipientes frutos, las tribus de Hedón masacraban el último vestigio de civilización. El ser humano caía conquistado, víctima de su pasividad y falta de solidaridad.

La nave nodriza levanta el vuelo  y mientras alcanza altitud de despegue, las bombas explotan. Segundos después, la nube radioactiva cubre el otrora planeta azul.

Cuarenta días duró la noche y cuando el sol pudo penetrar la densa nube de polvo, ahí, entre los escombros, el desierto, acostumbrado al castigo, mostraba su capacidad de supervivencia. Un tallo verde se mostraba indecente al sol.

Continue reading

El mentiroso

“Es aburrida, Manuel, disculpa lo brusco, pero tu vida no tiene nada excepcional, e intentar novelizarla será un fracaso”.

Las palabras del editor retumban en su cabeza mientras camina por la calle desierta. Se detiene en un bote de basura, dispuesto a deshacerse del manuscrito, su autobiografía. Ochocientos folios que no valen el papel en el que están impresos. Algo llama su atención, Es un antifaz de carnaval, con pedrería brillosa y plumas anaranjadas. Atado en la otra punta esta un boleto para el cine. Revisa la hora y ve que la función está por comenzar.

 

Continue reading

El resultado

Sostiene incrédulo el resultado de su estudio. No había sido una acción planeada pero el papel no mentía ni admitía errores de edición. Le había ganado la prisa. La Martina, su novia ocasional lo iba a matar, tantas veces se lo había advertido y aun así, el cabezotas lo había hecho. Agacha la cabeza y toca el timbre, sabedor que probablemente esté tomando su último aliento.

—Hola, chaparra. ¡Es positivo! —Le dice mientras le entrega el sobre.

 

*****

#Reto5Líneas Marzo (Estudio, planeada y edición)

Desolación

Mira por la ventana y no ve nada, es como si el mundo hubiera desaparecido. Asustado prende la computadora y busca ‘Google’: pica “I’m feeling lucky”, siempre lo hace antes de cualquier consulta. “Las profecías de Nostradamus”, “El fin del mundo”, “Inminente peligro de guerra” El ensordecedor silencio le asusta, se levanta, mueve las cortinas y ahí, en medio de la nada, una rosa roja le regresa la fe en la humanidad.

 

#Reto5Líneas (consulta, como y nada)

Un mal entendido

—¡Que parezca un accidente! —Exclamó el policía al verla tan alterada—. Es lo que usted ordenó.

—No es verdad, ¡asesino! —gritó la mujer mientras le aventaba un florero sobre la cabeza.

—¿Cuándo cambió de opinión, señora? —preguntó el uniformado—. Sus instrucciones fueron precisas.

—Pedí que lo asustaran, no que lo mataran —Se sentó en el piso con las manos en la cara.

—¡Vámonos  Gómez! Volveremos con la viuda Ortiz cuando haya cobrado la herencia.

 

********

#Reto5líneas Enero 2017, Herencia, verdad y accidente

Hoy morí

Hoy supe que morí

Que vi sin mirar

Que oí sin escuchar

Que respire sin inhalar.

Hoy descubrí que soy más

Que ya no resto

Comprendí la verdad

Y empecé a caminar.

Mi viejo yo se arrastra tras de mi

Pero lo pisé sin voltear

No me detendrá más.

Hoy le sumo a la vida

Alegrías

Buena vibra

Amor

Comprensión.

Hoy le resto

Tristeza

Amargura

Desidia

Envidia

Coraje.

Hoy morí, pero nunca

Como ahora

Me había sentido tan vivo.

********************************

********************************

No sé si les ha pasado, que se les pone una frase en la mente y no hay manera de sacudirla, desea ser plasmada en papel y una vez ahí, exige y exige. Hoy desperté con esa sensación, por largo rato miré la frase “Hoy supe que morí” y la dejé, al rato me llamó y me tomó de la mano, las palabras salieron y no paré hasta el punto final.

A estas alturas no sé si es bonito, tierno, cursi o sensiblero, pero no me importa. Estaba en la sesera y ya salió.

Feliz inicio de año.

José