This old house

Image result for snowed old abanodoned houses

Cubriéndose de la nieve, mira como la cadena aún cierra el portón de la primera casa que habitó. El tiempo y los elementos han hecho mella en ella y ahora luce desvencijada en la parte alta de la calle Roma. Tuvo su momento de grandeza, vio niños crecer y marcharse. Miró impertérrita la vida y la muerte, lágrimas y risas: y llegó al ocaso de su vida igual que él, sola, olvidada, llena de fantasmas. Pone su mano sobre la pared y un trozo de muro cae al suelo. Ya no falta mucho.

 

******

 

#Reto5Líneas Diciembre 2018 (Cadena, primera y casa) La imagen no es de mi propiedad.

Advertisements

Melquiades

Me llamo Melquiades, pa’ servir a Dios y a su merced. No, no es necesario que llame a la “polecia” no le quito tiempo, solo quería pedirle un trozo de pan, de ese que su niño tiró a la basura. No se asuste “señito”, la herida se mira fea, pero no duele, el flaco, mi perro, tiene buena saliva y me limpia cuando llego a casa. No llore por mí, estoy bien, solo la molesto con el pan. Dios le dé más y siempre los guarde, a mi nieto y a usted.

 

#Reto5Líneas (llamo, necesario, trozo) Noviembre 2018

Contigo

Image result for walking beauty

Contigo, el síntoma no tiene referencia. Comienza el mareo y la falta de aliento, la vista se nubla y se pierde la razón. El habla tartamudea y empiezan a sudar las manos. El aire se llena de tu perfume e inunda los pulmones. El silencio se quiebra con el sonido de tus tacones que retumba en mis oídos. Estoy perdido y lo sé. Todos los días a las siete, pasas a mi lado y me trastornas. Lástima que tu mirada altiva, jamás me mira pidiéndote una limosna de amor.

 

#Reto5Líneas Octubre (Contigo, síntoma y referencia)

T O C

Anastasia recorrió el camino mientras contaba con los dedos los pasos que le faltaban por caminar. El hecho innegable era que se quedaría corta, le faltarían más de cincuenta y quedaría a merced del primero que pasara. Los números del móvil la aterran y solo ruega que sea su hermano o su padre el que salga a su encuentro. La noche anterior durmió en medio de la acera, cuidando de no tocar líneas. Le queda claro que el medicamento no está funcionando.

Continue reading

Cacofonía

Image result for shaddy character

 

Despacio, lento, jala aire. El sonido del palpitar de su corazón retumba en sus oídos y le impide escucharla. Se lleva las manos al rostro, tratando de calmarse. Frente a él, la mujer sigue hablando, levanta los brazos y manotea como dando énfasis a su diatriba.

Pom pom, pom pom, pom… pom.

El corazón ralentiza su palpitar y poco a poco las palabras llegan a su cerebro.

—… espero tenga seguro, ¿qué no me vio? Seguro venia mandando texto…

El sonido de su voz disminuye, pero esta vez es voluntario. Siempre ha tenido la habilidad de cerrar su mente. Su cuerpo no es consciente de lo que su mente ordena, se lleva la mano derecha a la espalda y ante la horrorizada mirada de la dama, saca el arma y le dispara en el pecho. El eco del disparo llena el silencio y desaparece, al igual que el zumbido en sus oídos. Sin volver la vista atrás, guarda el arma y se aleja caminando. Los episodios son cada vez más frecuentes. Se pierde entre las sombras mientras a lo lejos se escucha el ulular de la sirena de la policía.

 

Continue reading

En resumen

Una vez en camino, los nueve meses parecían eternos, los preparativos, las compras, los libros de nombres para bebe. Cambiar el auto por la camioneta, arreglar el cuarto y hacer la casa a prueba de niños. ¿Ropa rosa o azul? Tal vez verde pueda servir. Visitas al doctor, reporte de avances, ecografías ilegibles, la maleta de urgencias. ¡Todo listo!

El trago con amigos, manejar borracho, nunca conocer a tu hijo. Fue niño y tú fuiste un estúpido.

 

#Reto5Líneas (nueve, vez y camino)

Necesito una aventura

Image result for forest cliff

“Necesito una aventura, algo que me emocione y me haga volver a vivir.”

Así empezaba la carta que encontraron clavada en el árbol justo al borde del precipicio. La policía encontró dos botellas de güisqui y una cajetilla de cigarrillos, una pipa de vidrio y dos ejemplares de novelas cortas de Bukowski.

“Me di cuenta de que mi vida era un asco cuando ella se fue”, continuaba.

“Sara me abandonó por no entender mi necesidad de escapar, para ella no hay términos medios; blanco o negro. Pobre, no sabe de la rica gama de grises que la vida nos ofrece.

Se llevó a los niños, pero ahí termina su dignidad, me pide una pensión exorbitante para la manutención. ¡Estoy asqueado! No reconozco a esta mujer, ¿no entiende que estoy muriendo?

Supo de mi enfermedad hace seis meses. De forma casi simultánea, mi cáncer no solo siguió destruyendo mi estómago, también empezó a erosionar el amor que me tenía.”

Acompañaban la carta unos crudos dibujos de un corazón partido por una C con espada.

Continue reading