Justa recompensa

Hoy, la tarde se torna sombría. Con paso lento avanzan, ni una palabra entre ellos, desde el primero hasta el último van perdidos en sus pensamientos, en secreto, guardando la esperanza de haber sido los elegidos. La abuela tropieza en la entrada del nicho, sus medias se corren, pero a ella no le importa, lucha por contener una sonrisa que observo. ¡Ella conoce el contenido del testamento!

“¡Malditas hienas, nadie verá un centavo del dinero que dejó su abuelo!” Me susurra al pasar.

#Reto5Líneas Octubre (Hoy, abuelo y último)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s