La curva

 

Susana esperaba, como todos los domingos, sentada sobre la lápida del lote sesenta y ocho del panteón municipal. Es una parte importante del cementerio. Mucha gente famosa reposa en esta tierra santa. Con mano enguantada pasa los dedos sobre las letras que deletrean el nombre del finado que yace en ese lugar y siente cómo la pena amenaza con romper su pecho una vez más.

Una familia se acerca, el niño más pequeño le dedica una gran sonrisa que ella devuelve sin estar segura de si podrá traspasar su velo.

Conforme transcurre la mañana, más y más familias visitan el lugar, algunos platican con sus muertos, otros aún los lloran. Todos llevan flores y algunos hasta viandas que depositan sobre las frías losas.

—¿Por qué estás tan triste? —le pregunta un niño de no más de diez años.

—Lo extraño mucho —contesta mientras vuelve a acariciar la losa.

—¿Era tu novio? Yo ya tengo novia, se llama Meche y es la niña más alta de la clase, y es así de bonita —dice abriendo los brazos de par en par.

Antes de que pueda contestar, una señora llama al niño, que corre a su encuentro mientras se despide de ella con un movimiento exagerado de su mano.

«¿Mi novio?»

*****

—Vamos, Susana. Llegaremos tarde otra vez.

—No entiendo por qué tenemos que asistir, tu madre no me quiere y aun así, exige que comamos con ella todos los domingos.

—No exageres, es difícil pero no imposible, al menos ya no te dice “María”.

—De veras pienso que deberías ir solo.

Es la misma discusión desde que decidieron vivir juntos. La madre de Octavio, católica a ultranza, no le perdona que tenga a su hijo viviendo en “pecado”.

—Mira —le dice—. Compré esto para hacernos el viaje más ameno y así toleraras más a mi madre.

—Sabes que no me gusta que tomes cuando vas a manejar, si quieres yo conduzco y tú puedes prepararte para lidiar con tu madre.

—No seas apretada, gorda. Solo un par, lo prometo.

Nunca le puede negar nada, desde que lo conoció puso su mundo de cabeza. No tiene duda de que lo ama, solo que hay veces que no lo aguanta.

—Va, pero la música la escojo yo —dijo, mientras conectaba el celular al estéreo.

Recuerda la curva y el ruido de los frenos y el fuerte golpe cuando Octavio invadió el carril contrario. El auto dio un par de vueltas; ella, al no llevar cinturón, salió despedida…

*****

—Adiós, señora bonita —Se acerca el niño a despedirse una vez más.

Sale de su mente y sus recuerdos para ver a la gente que se va yendo del cementerio, el sol se está metiendo y la temperatura baja un poco. El niño le sonríe.

—¿La veré la semana que entra?

«Eso espero». Solo atina a asentir con la cabeza, las palabras no salen de su garganta.

Una vez que el cementerio está solo, se levanta y alisa el vestido. Con paso decidido camina hacia la salida. Su andar es lento y su destino cierto. Toma la carretera y sigue su marcha. No sabe cuánto tiempo ha pasado, pero el sol se ha ido y el frío cala hasta los huesos. Después de un tiempo, llega a la curva fatídica, la que le robó a su Octavio. No se hace ilusiones, sabe que el culpable es él por ir bebiendo, pero eso no hace que lo extrañe menos.

Se detiene a un lado de la nueva señalización que indica la presencia de topes y una disminución de velocidad. Al menos su desgracia tuvo consecuencias positivas. Se saca los guantes y el velo y con gran cuidado los guarda en su bolsa. Se quita los zapatos y camina hacia el precipicio. Allá abajo esta su cuerpo y espera con ansia el día que sea encontrado para poder reposar junto a su amado y dejar estas estúpidas visitas dominicales.

*************

Escena 43 de #Literautas. El relato debía empezar con la frase “Susana esperaba”  y el reto adicional es que la escena transcurriera en un cementerio.

Quise dar una pequeña vuelta de tuerca a la leyenda de la mujer en la curva, no necesariamente los fantasmas son malos. Espero disfruten la lectura y gracias de antemano por pasarse por aquí.

José

Advertisements

2 thoughts on “La curva

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s