Una carta

carta

“Anoche me tumbé en el jardín y me puse a contar las estrellas, otra vez perdí la cuenta al llegar casi a cien. Algunas brillaban más que otras y  todas, en conjunto, matizaban el cielo de alegre color blanco, amarillo a ratos. Te extraño tanto, tu partida fue abrupta y no hubo despedida, así que cada noche me acuesto sobre el pasto y te busco en el cielo. Cuando la luna es nueva, te imagino colgada de una de sus puntas, tratando de agarrar estrellas para decorar esas diademas que tanto te gustaba hacer. ¿Mencioné que te extraño? No hay un día que no sienta el vacío de tu ausencia en mi pecho, oprimiéndolo hasta hacerme difícil respirar. Hoy, el sol me ocultó tu presencia en las estrellas y te confieso que he llegado a odiar los días. Pensarás que estoy loco, o tal vez no te importe, pero vivo para las noches estrelladas. La luna llena me permite divisarte, escondida entre los luceros. ¿Existe el cielo? ¿Me lo dirías en caso de ser verdad?

Hoy las nubes me bloquearon tu presencia, de a poco una pertinaz llovizna empezó a mojarme, ¿acaso llorabas por nosotros, por lo que no fue? Cerré los ojos y permanecí quieto, mis ropas se empaparon y sentí frio. Me levanté y dentro de la casa, tomé papel y lápiz para escribirte, como cada año desde aquel veintiuno de diciembre, una carta que jamás enviaré.”

 

 

*******************************************************************

 

En cierto modo, esta carta podría ser una continuación del micro de 50 palabras. ¡Caray!  Ahora sí que me acordé de una anécdota. Estaban unos amigos escuchando canciones rancheras, románticas. Al calor de las copas, uno de ellos empieza a cantar y sufrir, viviendo la letra y de repente dice… “No sé porque sufro, si yo ni novia tengo”. Esto del amor y desamor, tan ajeno a mi realidad. Gracias a la magia de la pluma, que nos permite crear, aun ahí donde no hay nada.

Saludos y gracias por su visita.

José Torma

Advertisements

2 thoughts on “Una carta

  1. Compadre paso a saludarte a tu página y me encuentro con este trabajo que es un regalo, con merecimiento de premio, para esa inspiración que en ocaciones has declarado como mermada.
    A mi me parece única. Capturaste mi atención con el hecho de que estabas a punto de revelar algo grandioso para mi curiosidad y en lugar de eso le das al traste con un desenlace cómico. Admiro tantas facetas en un solo escrito. It’s good to know you are still writing. Nos comunicamos

    Like

    • Gracias por tus palabras, comapdre. Sabes que el detalle comico de la anecdota no era parte de la carta famosa. Veo que no se separo, mi culpa por no revisarlo. Sigo dandole a las teclas, a ratos salen cosas en otros no tanto jaja. Un abrazo y felicies fiestas.

      Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s