Pasó ayer por la tarde

old toy

El juguete, tirado en mitad de la calle; era el recordatorio de la tragedia ocurrida ayer. Fue solo un segundo, según el recuento de la madre, un minuto de acuerdo a testigos.
El auto se pasó el alto, arrolló al niño y siguió su camino. El jersey rojo camuflaba la pérdida de sangre, mientras en cada suspiro la vida escapaba de su hijo.
La ambulancia apagó su sirena, señal ominosa de la suerte del chico. Un niño le alcanzó el oso de peluche, que ella miró con disgusto y lanzó al suelo mientras la torreta se perdía en el tráfico.

Sí; me han descubierto, Esojsiul y José Torma son la misma persona.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s