Salmón

salmones

 

Poco sabía Jeremías de lo difícil que sería volver. No era que quisiera, era que tenía que hacerlo.

Nadar contra corriente, saltar por los aires y vivir por unos segundos la alegría de estar fuera del agua, olvidar solo por unos momentos la desdicha de ser salmón.

Algo en su ADN lo mueve, lo impulsa a nadar con renovados bríos, mas una sombra lo incomoda y permanece un segundo expectante.

La garra del oso pasa a escasos centímetros de su cabeza, arrastrando a un compañero de viaje.

«Vaya que se ha llevado a Tolomeo» Piensa mientras reanuda su viaje.

Reacciona agitando su cola y salta por los aires.

Estuvo demasiado cerca.

En la urgencia, el agobio de seguir, de nadar, de terminar; no notó la red, no sintió nada; nunca sabrá que quedó a 50 metros de llegar a su destino.

 

****

Felicidades Aurora Losgar. Que sigan los éxitos.

@desdichasalmon

La desdicha de ser salmón

Advertisements

One thought on “Salmón

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s